lunes, 22 de agosto de 2011

En los jardines quejumbrosos








Guy Rose "Girl in a Wickford Garden"



Escenarios de mantos heladores
se muestran en jardines quejumbrosos,
ululan fuertes hálitos
que arroban a gladiolos;
hay caminos sombríos hacia ninguna parte
y pozos que retienen los suspiros de lloros,
brillantes por monedas de deseos
mojados por espejos de sollozos.
Mientras, crecen las brunas rosaledas
con cristales transidos en abonos,
y en luengos campos glaucos de estertores
expelen sus aromas alevosos.
Cobijan tristes sauces
ilusiones de oro
que se pierden en lindes lejanas de suspiros
cercadas por raíces de profundos abrojos.
Y entre aquellos jardines
al abrigo del quiosco
la más linda muchacha de mirada
zafira, guarda el cofre de un tesoro:
un corazón bermejo,
un sentimiento hondo,
una bella promesa recamada con lauros
que aguarda febrilmente las glorias del devoto.


10 comentarios:

Carla dijo...

Hola, Delgado:

Me ha gustado volver a leer una nueva entrada en tu blog, y además tus versos, tan bellos, me inspiran:

Jardines que sienten,
se escuchan y están vivos,
envueltos en caminos
y flores de colores
embriagando fragancias
decorando el aroma,
observados por miradas cautivas.

Gracias, por tus versos y por dejarme compartir la inspiración que me acaba de salir con tus lindos versos.

Besos.

Luis Fernandez Duque dijo...

Bonito poema Delgado, lagado de florales metáforas jaja.
Un abrazo amigo !

Delgado dijo...

Carla: el placer es mío por leer estos versos tan preciosistas en mi blog.

Luis Fernández: Bienvenido a mi blog, ya tengo un nuevo vate al que leer.

Omar(enletrasarte) dijo...

Sencillamente...encantador.
saludos para vos

Desde el bar dijo...

Que más pura ilusión que una muchacha enamorada y su tesoro.

Bello poema.

Ale

Delgado dijo...

Gracias compañeros, y qué gran tesoro guarda esa muchacha.

Balamgo dijo...

Un bello poema!
Me alegra mucho que conozcas a poetas canarios.
Abrazos.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Hay pozos así, en efecto. Yo los he visto.

Anónimo dijo...

Jardines, me gustan todos, quejumbrosos o no. Claro, soy una abeja y donde haya flores ahí voy yo. El jardín de tu blog es bello y nada quejumbroso.

Un abrazo de Abejita de la Vega

Delgado dijo...

Balamgo: Fue un buen modernista, resulta obligado conocerle.

Pedro. Ya tenemos algo más en común.

Abejita: no esperaba menos, ya te veo libando las flores de estos jardines ;D