miércoles, 18 de mayo de 2011

Soneto al "té"

Té, refinado y exquisito líquido
elixir de orientales territorios,
de ancestrales rituales conocido
estimulas las fuerzas sin agobios.

Entre cientos de aromas adictivos
presides las tertulias con decoro,
no distingues palacios ambarinos
de sencillos hogares arcillosos.

Testigo del crecer de los imperios
que expandieron tus hojas por el mundo;
testigo de motines tan soberbios

que surgieron estados muy nervudos.
Nunca se agostarán tus altos tallos
mientras haya un amigo hospitalario.

Abril 2011

5 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Ante una taza (café o té) se juntan siempre las palabras.

enletrasarte dijo...

Buena la composición, te felicito.
Quedo con la duda de la palabra 'líquido' que te agrega una sílaba.
Un abrazo desde Uruguay

Delgado dijo...

Pedro: Eso mismo digo, cuántas historias literarias se habrán dirimido en torno a estos exquisitos brevajes.

Hola enletrasarte: te resuelvo la duda; Líquido es esdrújula y por tanto se elimina una sílaba, son las palabras agudas las que suman una, y las llanas se quedan tal cual. Gracias por comentar.

Un saludo a todos.

Carla dijo...

Delgado, hoy me he quedado saboreando tu té, un aroma personal agradable el de tus letras.

Besos.

Delgado dijo...

Muchas gracias Carla, la verdad es que este mes voy muy liado de tiempo y aunque tengo cosas preparadas es probable que las publique para septiembre, pues quiero revisar un nuevo articulillo ;D