miércoles, 7 de marzo de 2012

Llévate un poema nº11, La dama de luto

Con este poema cierro en cierta forma el ciclo de la serie Llévate un poema queda un número más pero será un número especial. La colección que comenzó con una pregunta: ¿Qué son los poetas?, termina su historia con la muerte del mismo. Se trata de una muerte simbólica que significa el fin de una etapa para comenzar así una nueva andadura con todo el bagaje acumulado en este año de lírica estrófica.


La dama de luto

Sopló el viento helador en la mortaja
hendida en encarnada muerte,
triste migaja,
migaja inerte.
Escrita con las duras penas,
con eslabones fuertes de condenas;

y una dama de luto vigilante
lentamente quitó su manto,
y en gran instante,
instante santo,
a la orlada cabeza muerta
con ósculos glaciales la despierta:

«Qué complicadas fueron tus jornadas
persiguiendo la ingrata prez;
malas espadas,
espadas juez
condenaron tus cantos al olvido:
a un profundo desmayo sin quejido.

»Exangüe pereciste sin oyentes,
sin lisos y caros brocados,
manos calientes,
calientes hados
que redujeran tus abrojos
a cenizas de artísticos despojos.

»¡Duerme!, ¡yace!, llegó por fin tu calma,
la libertad y alivio interno,
rinde tu alma,
tu alma al Eterno;
prueba de mi guadaña fría,
del filo: que te otorga la ambrosía.»

Descargar en PDF (Imprimir sin ajustes de impresión)

12 comentarios:

enletrasarte(Omar) dijo...

ritmo, historia, perfección
qué buen poema, saludos

roberto dijo...

Perfectos versos, elegante pluma.

Un gran saludo.

Delgado dijo...

Gracias Omar y Roberto viniendo de unos compañeros de brega como vosotros resulta todo un cumplido.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Siempre llega esta dama.
Gran serie, espero con ganas el último.

Balamgo dijo...

Una dama sugerente, pero con un don especial que a la mayoría de los mortales no les hace ninguna gracia.
Excelente poema.
Abrazos.

Delgado dijo...

Espero que el último salga como pretendo. Todo llegará.

Delgado dijo...

Sí una bella dama que para el caso del poeta puede resultar incluso generosa.

mariarosa dijo...

Esa dama nunca se olvida de nosotros. Admiro tu elegancia al escribir y la riqueza de vocabulario. Te dejo mi aplauso.

mariarosa

Delgado dijo...

Nunca se olvida, tú lo has dicho.

Gratas palabras las tuyas.

Un saludo.

roberto dijo...

Hola Delgado, nadie podrá escapar de la mortaja anda siempre rondando con su guadaña en oscuro vestido de sombras, en su busqueda de viajeros al Hades.
Impecable como siempre, un abrazo y hasta la próxima.

María dijo...

Gracias, Delgado, por cambiar la configuración de los comentarios, de esta forma se solucionan los problemas nos está causando blogger a algunos blogs para comentar.

Un excelente poema escrito desde la pluma de tu inspiración a esa dama de luto de nostalgias y sombras que la condenan.

Un beso.

Delgado dijo...

Gracias a ti por seguirme, lo de la configuración tenía fácil solución.

Un abrazo.